26 de julio de 2008

DESDE SIDNEY


Amigo mío, como te dije, Dios había pensado en tí y en mi. Sin mérito alguno de nuestra parte. Pero elegidos por amor.
Y allí estábamos. En la escalinata de la Ópera.
Para recibir al Papa, el Dulce Cristo en la tierra.
Te contaré más cosas porque valió la pena.

9 comentarios:

haciendo camino dijo...

muy bueno el postestimado amigo.
Un cordial saludo.

Manuel de Santiago dijo...

Muchas gracias, amigo Daniel.
Espero que seas el primero de una larga lista de amigos de este Blog.
Y el primero de una larga y fecunda cadena de vocaciones. Sidney ha sido siembra. La tierra la p´repara el Espíritu Santa. Y el frutos será abundante.
¡¡¡Ánimo!!!

josealberto dijo...

Saludos:

Hemos bajado del tabor, aunque no queríamos. Es momento de contagiar al mundo de todo lo bueno, que hemos vivido en estos días.

NOS VEMOS, EN LA ETERNIDAD Y ANTES TAMBIEN.

Manuel de Santiago dijo...

Querido José Albeeto, la sacristía de Fátima da para muchas cosas. Entre ellas, junto a la señora, aprovechar muy bien el tiempo haciendo camino. Y vocaciones "con nombres concretos".
Un saludo. Y que no decaiga.

Lucia dijo...

queridos amigos:
fue un placer compartir con vosotros ese importante momento asi como muchos otros vividos durante toda nuestra estancia encima de ese 'tambor'...
Que no se acabe el ruido!!!!!

Javier dijo...

manolo, dani, jose alberto y lucia
me quede con ganas; espero que Lourdes compense. De todas formas el Tabor esta cerca del Calvario, y no se entiende uno sin el otro; gracia por vuestras aportaciones tan estupendas, y gracias por estar ahi..., en Sidney estabamos todos con vosotros. Un abrazo

Manuel de Santiago dijo...

Lucía, que tu estancia en Toronto recoja los ecos de la Jornada allí vivida.
Gracias por tu comentario y por tus ánimos.
Que no decaiga y que seas, allí donde estés, centinela de la mañana y profeta de los nuevos tiempos.

Manuel de Santiago dijo...

Javier, no hay Tabor sin Cruz. El Señor lo deja claro. Y no hay otro camino. Y el Tabor ayuda a llevar la cruz.
Gracias.

Manuel de Santiago dijo...

¡Me ilusiona reencontrar mi Blog que creía perdido. Había nacido de regreso de Australia. Deseo continuar. Si alguien recibe este mensaje, por favor, que conteste.