8 de enero de 2009

INFINITA PACIENCIA

Los hombres somos impacientes.
Lo queremos todo y ahora mismo.
Dios tiene otra medida.
La tempestad actual arrecia.
Amanecerá. No lo dudemos
"Jesús ha inaugurado una humanidad nueva,
capaz,
siempre y sólo con la gracia de Cristo,
de obrar
una revolución pacífica.
Una revolución no ideológica,
sino espiritual,
no utópica sino real,
y por eso necesitada de infinita paciencia,
de tiempos quizá larguísimos,
evitando toda ruptura
y recorriendo el camino más difícil:
la vida de la maduración de la responsabilidad en las conciencias"
(Bemnedicto XVI: 01-01-2009)
Es decir, amigo mío, santidad personal.

10 comentarios:

Tchi dijo...

Cambiar lo que es necesario y posible cambiar.

Con esperanza y paciencia, presupuesto.

Abrazo desde el alma.

Manuel de Santiago dijo...

TCHI, gracias.
No sé qué está pasando con mi Blog. Parece que ha quedado fuera de la red. O ha perdido punch. No lo sé.
De todos modos, seguiré escribiendo. Alguirn habrá -además de tí- que lo lea. Aunque no me entere. Tampoco esto es tan importante.
Un saludo entrañable.

Maria João dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel de Santiago dijo...

María Joâo, dicúlpame.No entiendo lo que quieres decirme. Creo que tu comentario no es exacto.
Un saludo.

Maria João dijo...

Desculpa, mas houve um erro ao escrever.
O que queria dizer é que não é fácil esperar, mas Deus pode ajudar-nos nessa espera por uma nova humanidade.

Vou apagar a outra mensagem.

beijos

Manuel de Santiago dijo...

Muchas gracias, María Joâo. Así está mejor.
Estoy un poco apartado de este mundo por razones de trabajo. Espero recuperar pronto el pùlso.
Un saludo agradecido.

Tchi dijo...

Mientras el polen proveer las abejas estaremos orientados.

Enquanto o pólen prover as abelhas estaremos orientados.

http://perolasdeouro.blogspot.com

http://estendaldaalma.blogspot.com

Tchi dijo...

Abrazo.

lupussignatus dijo...

a mudança

vive em

nós



( nos laços
que tecemos)

Manuel de Santiago dijo...

lupussignatus, ¡qué verdad más honda!
No pretendas cambiar el mundo, cambia tú. Vemos el mundo a través de nuestros ojos. Importa, pues, tener mirada limpia.
Gracias.
Un fuerte abrazo.