12 de septiembre de 2009

ENTRE PAPELES.... DORMÍA


Entre las hojas de un libro, olvidadas, encontré esta poesía y un comentario. Pertenecen a un viejo amigo a quien tú, lector, conoces mejor que quien escribe. No creo profanar el sueño del silencio. Me remito al final del comentario.

Cuántas veces,
con creces,
he pagado
mi pecado.

Cuántas veces,
sin sentido,
el camino
he recorrido.

Cuántas veces,
a mi lado,
sólo y callado,
va el Amigo.

Cuántas veces
he sentido
el zarpazo
enemigo.

Cuántas veces,
pero no siempre.
la cabeza clara
he mantenido.

Cuántas veces,
cuántas veces.....


Y mi amigo añade:

"No se me ocurre nada. El sueño me vence. Y la modorra.
La mente en blanco. Sólo obviedades, palabras sin sentido, vulgaridades.

He de escribir. Como los malos versos anteriores.
Es mi primera poesía. Ha surgido sin más. Terminará en el olvido. Como tantas notas almacenadas a lo largo de tantos años.

Irán directamente a la papelera. Nadie se tomará el trabajo de leerlas.
Pensarán que he perdido el tiempo. Y así es.

¿Merece la pena escribir?
De todos modos, pienso que sí.
Hace bueno el consejo del Maestro: "Nulla dies sine linea"

Algo quedará. Cruzará la frontera del silencio" (02-XI.2006).

Mi amigo no sabía que años después, rescatadas del silencio, ....

16 comentarios:

josealberto dijo...

Saludos DON MANUEL ESTA FRASE: "Nulla dies sine linea" me suena mucho.

DONDE LA HE LEÍDO???

Habrá que hacer caso al proverbio latino, pero el otro proverbio dice que "tempus fugit " o "tempus breve est".
SALUDOS

Manuel de Santiago dijo...

Amigo José Alberto, claro que tempus fugit. Pero tú y yo tenemos un arma que hemos de utilizar al servivio de Nuestro Señor. Y eso lleva consigo el escribir cada día. (Al menos a mi me lo parece).
Sigue por los caminos de la buena latinidad.
Tenemos otro buen intercesor en el cielo, aunque nos cueste entender el porqué.
Un fuerte abrazo.

jawaa dijo...

Sinto-me lisongeada por ter deixado um comentário no meu espaço.
Vejo que conhece os lugares por onde moro, o Oeste bonito, e nele encontrou um amigo (que perdeu?!
Estou de acordo, escrever é preciso!
Seja sempre bem-vindo e muito obrigada.
Um abraço

Manuel de Santiago dijo...

JAWAA, este amigo no está perdido. Vive.
Yo vivo en Tuy, en la frontera con Portugal, tierra a la que tanto amo. En ella tengo parte de mis raíces.
Gracias por tus palabras.
Espero que volvamos a encontarnos.
Un saludo.

Justine dijo...

Manuel, concordo com o que deixou dito no meu último post: uma janela abandonada é um olhar de tristeza sem limite, sem destino.
Como tristes são tambén as palavras que não rompem silêncios.Ou que pensamos que não rompem.
(o seu post é um pouco enigmático para mim...)
Obrigada pela sua visita!

caminante dijo...

Justine, ante todo, mi más recio agradecimiento por tus palabras.
Tu Post me ayudó mucho.
El mío, siento que sea enigmático. quizá lo es para mi mismo. Encierra muchas cosas que difícilmnte pueden ser explicadas. Son palabras que rompen el silencio, que pretenden llegar e iluminar. Si no lo consiguen.... silencio. El silencio también habla.
De nuevo, gracias.

PreDatado dijo...

Sim, vale a pena escrever. E há sempre quem leia e quem goste de ler.

Manuel de Santiago dijo...

PreDatado, muchas gracias por tus palabras. Viasité elguno de tus Blogs. Me convencieron.
Un fuerte abrazo.

tchi dijo...

Hago refrán: "Nulla dies sine linea".

Y cuantas veces en el silencio se oye más.

Saludos.

Alberto dijo...

Manolo, sigue escribiendo. No se escribe solo para que lo lean los mortales, tambén en otras Esferas leen y yo entiendo que escribes y "él" lo lee. Se escribe con el alma y para el alma, propia y ajena. Y se escribe porque el alma necesita hablar y se contenta con una sola lengua. Y se escribe y algunos lo entienden, otros se quedan en la forma y otros ríen y otros no saben que idioma es en el que está escrito...

Yajaire de DIOS dijo...

Don Manuel es preciso lo que comparte,gracias po compartir,os invitamos a todos a nuestro blog
http://grupovocacionalcarmelitasdescalzasval.blogspot.com/

Manuel de Santiago dijo...

Tchi, Dios que es la Palabra, ha de ser escuchado en el silencio. El silencio, el de verdad, es fecundo.
Un saludo.

Manuel de Santiago dijo...

Alberto, añadir algo a tus palabras sería profanarlas. Están ahítas de certeza, brotan del hondón del alma.De allí de donde surge, impetuoso y silente, el lenguaje. Sólo el Amor comprende esas palabras. Como dice el Romance: "Yo no digo mi canción sino a quien conmigo va".
Gracias, Alberto.

Manuel de Santiago dijo...

Yajaire de DIOS, gracias por vuestras palabras. Me llenan de alegría.
Que el Dueño de la Mies os bendiga con santas vocaciones.
Un fuerte abrazo.

Justine dijo...

Agora estou um pouco perplexa: eu comento o Manuel de Santiago, responde-me o Caminante, e ambos deixam comentários elogiosos no meu blog!!!
Socorro, ayuda, que estou a ser invadida por espanhóis:))
Abraços y saludos

Lobo dijo...

El tiempo, el olvido... la vida, el amor...

Decir simplemente que a ojos de Dios sólo se pierde el tiempo en el que no se ama.

Poner Amor es lo que hace que algo permanezca.

Prefiero... nulla dies sine cruce, in laetitia!